Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

En la subida al Toubkal (4.167m).

De Zalamea (Badajoz) a París...

Con Sepúlveda (Segovia) de fondo.

Ruta por las Villuercas, ruta de de Alfonso Onceno.

En el corazón de las Villuercas, entre Navaluengas y Guadalupe.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos)

Saliendo del refugio Lepiney.

De Zalamea (Badajoz) a París...

Con los Pirineos de fondo, bajada desde el Monasterio San Juan de la Peña a Jaca.

Ruta del Rey Jayón.

La campiña sur, con la alcazaba de Reina bajo la tormenta de fondo.

Sierra Nevada

Cima del Mulhacén en Febrero (3.478 m).

El Danubio en bici (Serbia)

Tramo serbio de las Iron Gates.

Ruta por las Hurdes

Panorámica del Meandro de Melero sobre el río Alagón (en las cercanías de Riomalo de abajo).

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos)

En la cima del Toubkal (4.167m).

La Costa Atlántica Francesa.

Normandía (Batería de Longues).

Ruta por los Bosques del Ambroz.

Otoño mágico, ruta entre Garganta-Hervás-Gargantilla.

Travesía por Gredos.

Con el Circo de Gredos de fondo, desde el mirador de los Barrerones.

De Zalamea (Badajoz) a París...

Puerto de La Panamera (Sierra de Ávila).

Ruta de los Contrabandistas, circular desde Oliva de la Frontera.

Paraje del Molino de las dos Piedras, junto al río Ardilas.

Travesía por Gredos.

Salvando las aguas de la Laguna Grande.

De Zalamea (Badajoz) a París...

Castillo Loarre (Huesca, prepirineo).

Ruta por la Sierra de Tentudía.

Monasterio-Aguafía-Castillete-Monasterio.

Circular por Peñalara.

Junto a la Laguna de los Pájaros después de bajar del pico Peñalara.

Al Mulhacén en bici.

Cima del Mulhacén en Agosto (3.478 m).

Ruta del Rey Jayón.

Aproximación a la alcazaba de Reina, con la vistas de la campiña sur a la derecha.

La Costa Atlántica Francesa.

Peine del Viento (San Sebastián).

Ruta por las Hurdes.

Tramo: Embalse del Cerezal-El Gasco-Tramo de bajada hacia la alquería de la Fragosa.

Transpirenaica (del Mediterráneo al Cantábrico).

Tramo de senda pronunciada en los Pirineos.

Ruta por el P.N. de la Sierra de Francia y las Batuecas.

En los alredores de la Peña de Francia (Salamanca).

Ruta del Rey Jayón.

La Sierra de San Miguel bajo la tormenta.

Portugal, travesía Sur-Norte.

Vistas de Oporto desde la Catedral.

Ruta por el P.N. de la Sierra de Cazorla.

Ruta "Nacimiento del río Borosa", tramo de la "Cerrda de Elías".

Tras las huellas de Anibal Barca (Valencia - Roma).

El Vaticano (Plaza de San Pedro).

Ruta por la Sierra de Aracena.

Ruta entre Alájar y Fuenteheridos.

Subida al Mulhacén desde la Vereda de la Estrella.

Junto a la Laguna de la Mosca (2.900m).

Ruta por la Sierra Grande de Hornachos.

Hornachos a los pies de las ruinas de su castillo.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Castillo de Lacalahora (Granada).

Travesía Norte-Sur-Norte por Sierra Nevada.

En el Veleta, con el Mulhacén y Alcazaba de fondo.

De Zalamea (Badajoz) a París...

Claustro del Monasterio San Juan de la Peña, suroeste de Jaca (Huesca).

Ruta del Rey Jayón.

La campiña desde la bajada de Reina.

Ruta por el P.N. de la Sierra de Francia y las Batuecas.

En la subida a la Peña de Francia.

La Costa Altántica Francesa.

En las murallas de Dinan (Francia).

Ruta por los Bosques del Ambroz.

Otoño mágico, ruta: Garganta-Hervás-Gargantilla.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Con la Hoz del Río Agua de fondo.

Ruta Guadalcanal-Llerena.

Cima de la "Capitana".

Ruta de los Contrabandistas (Oliva de la Frontera).

Parte alta del paraje del 'Molino de las dos Piedras', junto al río Ardilas.

Ruta por Portugal.

Castillo de Marvao y alrededores.

La Costa Altántica Francesa.

Saliendo de La Rochelle (Francia).

Ruta por el P.N. de la Sierra de Cazorla.

Ruda del nacimiento del Borosa, tramo incial de la ruta.

Ruta de los Celtas.

Zona de los molinos.

La Costa Altántica Francesa.

Acantilados de Etretat (Normandía - Francia).

Ruta por el P.N. de la sierra de Cazorla.

Zona de túneles previa a la zona del nacimiento del río Borosa.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Por tierras del Quijote, los molinos de Campo de Criptana (Ciudad Real).

Travesía por Gredos Central.

Remontando la Garganta del Pinar.

Ruta de "Peñas Blancas".

Tramo de las "Minas de Tierrablanca".

El Danubio en bici (Alemania).

Castillo de Werenwag en el P.N. del Alto Danubio.

Ruta por las Hurdes.

Cruzando un puente típico sobre el río Malvellido.

De Zalamea (Badajoz) a París...

En la ermita románica de Tiermes (ciudad celtíbera), Montejo de Tiermes (Soria).

El Danubio en bici (Hungría).

Budapest, con el edificio del Parlamento de fondo.

Ruta de los Molinos y el "Donde nace".

Ruta entre las localidades de Arromolinos y Montánchez.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Chozo de piedra en las cercanías de Campo de Criptana (Ciudad Real).

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Tramo entre los refugios Lepiney y Toubkal.

Ruta por las Villuercas, ruta de de Alfonso Onceno.

Subida al "Collado de la Pariera" desde Navezuelas.

Ruta por la Sierra de Gredos.

En la cima del Morezón, con el circo de Gredos de fondo.

Portugal, travesía Sur-Norte.

Menhir de Almendres.

Garciaz (Cáceres).

Ruta entre Sierras, Robles y Castaños.

Ruta por la Sierra de Gredos.

Collado de las Cinco Lagunas y alrededores desde la Laguna de Majalaescoba.

El Danubio en bici (Alemania).

Saliendo de Gutenstein y del P.N. del Alto Danubio.

Ruta por el Valle del Esperabán (Las Hurdes).

Panorámica desde la cima de la Bolla (1.518m).

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Tramo entre los refugios Lepiney y Toubkal.

El Danubio en bici (frontera alemana-austriaca).

Vistas a orillas del Danubio.

P.N. de Grazalema (Cádiz).

Inicio de la ruta por el Pinsapar.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

La subida y bajada del Toubkal (4.167m), vista desde el collado de Tizi-n-Tadat (3.800m).

Ruta por la Sierra de la Estrella (Portugal).

En la zona de Covao d'Ametade, en el Valle Glaciar del Zêzere.

Sierra de Gata (Acebo).

Ruta Verde de la cascada de la Cervigona.

Picos de Europa (Asturias).

El 'Naranjo de Bulnes' desde el collado Pandébano.

El Danubio en bici (Alemania).

Vistas de Passau, al salir en dirección a Austria.

Ruta de "Los Pilones" (Valle del Jerte).

Tramo inicial de subida a "Los Pilones".

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

El grupo en la bajada del Toubkal (4.167m).

Ruta de Isabel la Católica (Cañamero-Guadalupe).

Vistas desde la subida al 'Melonar de los Frailes'.

Ruta por la Sierra de Gredos.

Refugio de "Los Labradillos", en el descenso de la Garganta de Gredos.

La Costa Atlántica Francesa.

El Valle del Loira, camino de Nantes (Francia).

Garciaz (Cáceres).

Ruta entre Sierras, Robles y Castaños, con las cimas de Gredos nevadas al fondo.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Aldea en el valle de Assamt, en la bajada del collado de M'Zik.

Travesía Norte-Sur-Norte por Sierra Nevada.

Con el Mulhacén y la Alcazaba de fondo, en la subida al Veleta (3.395m).

Monfragüe, recorrido por la ruta amarilla.

Camino hacia el Mirador de la Tajadilla.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Vistas desde la cima del Toubkal (4.167 m).

Portugal, travesía Sur-Norte.

Crónlech de Almendres.

Ruta por el Valle del Esperabán (Las Hurdes).

Vistas en la subida a la cima de la Bolla (1.518m).

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos)

Cimas bañadas por el sol naciente, en la subida al Toubkal (4.167m).

El Danubio en bici (Alemania).

Cruzando uno de los muchos puentes de madera en los inicios de la ruta.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Cimas del macizo de Tazarhart vistas desde una aldea en el valle de Assamt al amanecer.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Desierto de Tabernas, hacia Fort Bravo.

Ruta por las Villuercas, ruta de de Alfonso Onceno.

Bosque en la bajada hacia la ermita mudéjar del Humilladero.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Subiendo por una senda en la pared, entre el refugio Lepiney y el collado Tizi-n-Tadat.

Travesía circular por el P.N. de Grazalema.

Panorámica desde la subida al 'Puerto de las Palomas' desde Zahara.

Junto a la cascada del Calderón (Valle del Jerte).

Camino Real, de Navaconcejo a Piornal.

Travesía por el Alto Atlas (Marruecos).

Llegando al collado Tizi-n-Tadat (3.800m).

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Argamasilla de Alba (Celda de Miguel de Cervantes).

Panorámica del embalse García Sola (Puerto Peña).

Subida a la Cueva de la Mora y a las antenas.

De Zalamea (Badajoz) a Paris...

Junto a Notre Dame le Grande, Poitiers (Francia).

Ruta por la Sierra de Francia, las Batuecas y las Hurdes.

Vistas en la bajada de la Portilla de las Batuecas (Salamanca).

De Zalamea (Badajoz) a París...

Abadía de Brantôme, distrito de Périgueux, (Aquitanaia - Francia).

Ruta por la Sierra de la Estrella (Portugal).

Alcovoço, en la Sierra de la Estrella.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Junto a los molinos de Mota del Cuervo (Cuenca).

Portugal, travesía Sur-Norte.

Cruzando el Tajo en barco, con Lisboa de fondo.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Cazorla, ermita a las afueras.

La Costa Atlántica Francesa.

En la duna de Pilat (Aquitania, Francia).

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

En la plaza del populo, Baeza (Jaén).

La Transpirenaica (del Mediterráneo al Cantábrico).

Buscando el sendero de bajada hacia Ansó.

Camino Sanabrés o del sudeste (Caminos de Santiago).

Descansando junto a un hórreo en Cea.

Castillo de Almorchón y alrededores.

Subida al pico Tiros (La Serena, Badajoz).

Monfragüe, recorrido por la ruta roja.

Puente del Cardenal, camino de la Fuente del Francés.

La Diagonal Ibérica (Cabo de Gata - Finisterre).

Segovia desde la Veracruz, con la alcazaba de fondo.

Las andanzas de un lobo estepario extremeño.

Aquí mis batallitas sobre cicloturismo, senderismo, montaña, viajes, naturaleza, música, teatro, ...

"Viajar en bici es hacer más grande el Mundo. Es aprender lo esencial de la vida. Es vivir el presente sobre todas las cosas. El placer del cicloturismo está mucho más en el camino que en el destino, son los medios los que justifican el fin. Durante días, semanas o meses, no necesitas más que lo que llevas a cuestas
" (del artículo: "Con la casa a cuestas", revista: Bike Rutas, Nº 4, 1999)

viernes, 19 de enero de 2018

Patrimonio y Guerra Civil en la comarca de La Serena (VI) - El cinturón defensivo republicano de Castuera.

Hasta que tuvo lugar la ofensiva nacional (entre el 20 y 24 de julio de 1938), la localidad de Castuera estaba dentro de la “Bolsa de la Serena”, formando parte de un territorio que permaneció leal a la República y alejada del frente, cuyas posiciones más próximas se hallaban a unos 40 kilómetros de distancia, en las cercanías de la población de Campillo de Llerena. Desde el principio de la guerra fue considerada por el mando republicano como población importante, debido a que era el principal nudo de comunicaciones en una comarca, La Serena, que contaba con muy pocas infraestructuras y accesos. Castuera era un valioso cruce de carreteras y además contaba con el ferrocarril. Debido a su importancia estratégica, a la facilidad en las comunicaciones, y a encontrarse alejado del frente, en el pueblo se instalaron importantes organismos civiles (Juzgados, Gobierno Civil, Consejo Provincial Republicano, redacciones de periódicos, hospitales,...), y también militares, así que no es de extrañar que Castuera fuera considerada la capital de la Extremadura Roja por los republicanos.

Es precisamente esta importancia estratégica la que propició que los republicanos, a pesar de la lejanía del frente, crearan un importante cinturón defensivo en la localidad, una línea defensiva que sería ampliada por los nacionales tras su llegada a Castuera (sería el 23 de julio de 1938 cuando entran en esta localidad los primeros soldados franquistas), como pueden ser las Puerto Mejoral, o las que están en las cercanías de la mina de Miraflores, entre otras, sobre todo después de la contraofensiva republicana de agosto de ese mismo año, donde si bien el ejército republicano no llegó a recuperar localidades importantes, si que hizo que el frente se situara en las cercanías de éstas.

El cinturón defensivo republicano de Castuera podríamos decir que estaba formado por dos lineas defensivas:
Un primer anillo defensivo, formado por tres nidos de ametralladoras: uno situado en la Sierra de Las Pozatas, otro en la Sierra de Los Pinos y un tercero junto a la carretera de circunvalación, a la altura del cruce con la carrtera de Quintana. De los tres, éste último es el que se encuentra parcialmente destruido, ya que está cortado casi por la mitad y sólo podemos ver una parte de este nido en medio del roquedal. Tal y como puede leerse en el documento de Rafel Moreno García "Forticaciones de la Guerra Civil en Castuera":

"Se trata de tres edificaciones similares construidas sobre abruptos roquedos en lugares elevados desde donde se domina una amplia panorámica; son circulares y de pequeño tamaño ya que en su interior sólo caben dos hombres con comodidad, están edificados con hormigón alcanzando sus paredes una altura aproximada de metro y medio, y presentan la curiosa peculiaridad de estar construidos a barbeta, es decir, a cielo abierto, sin cubierta protectora. Su utilidad no está clara puesto que no se han podido localizar paralelismos ni en la Serena ni en otras comarcas que conservan restos de fortificaciones de la guerra civil. Sobre su utilidad se han sugerido varias posibilidades, aunque las más aceptadas son la de que se trata de puestos de vigía, o bien de defensas antiaéreas, fortines que albergarían en su interior una ametralladora antiaérea con sus correspondientes servidores".

Fotos del Nido de Ametralladora situado en la "Sierra de Las Pozatas".
(Haz clic para ampliar las fotos)


 Panorámica desde la Sierra de Las Pozatas
 Panorámica desde la Sierra de Las Pozatas, con la posición de los otros nidos de ametralladoras y la situación de la línea de fortificaciones defensivas republicanas en las cercanías de la ermita de San Isidro.

Fotos del Nido de Ametralladora situado en la "Sierra de Los Pinos".
(Haz clic para ampliar las fotos)

 Panorámica desde la Sierra de los Pinos, con vistas de los tres nidos de ametralladoras que conformaban el anillo defensivo perimetral de Castuera.

En primer plano, el nido de ametralladora de la Sierra de los Pinos, con Castuera de fondo.
Panorámica de Castuera desde la Sierra de los Pinos.

Fotos del Nido de Ametralladora situado en la carretera de circunvalación de Castuera, junto al cruce de la carretera de Quintana(este el que se encuentra parcialmente destruido, ya que está cortado por la mitad).
(Haz clic para ampliar las fotos)




Una segunda línea defensiva se encuentra en los alrededores de la ermita de San Isidro, formando un arco o semicírculo que comienza junto a la carretera que une Castuera con Zalamea (EX-103) y que se extiende durante aproximadamente un kilométro, llegando a encontrar hasta DIEZ fortines, situándose muy cercanos unos a otros. Se trata del mejor ejemplo de fortines republicanos en esta zona.

Su disposición en semicírculo, así como la orientación de sus troneras, cruzando fuegos, nos indican que su finalidad era cubrir la carretera que unía Zalamea con Castuera, así como cubrir una pequeña vaguada que podía servir de punto de infiltración a las fuerzas enemigas. Estas fortificaciones tienen sus diferencias con respecto a las construidas posteriormente por los nacionales tras la ofensiva de estos a finales de julio de 1938; una descripción detallada de cómo son estos fortines republicanos es la que comenta Rafel Moreno García "Forticaciones de la Guerra Civil en Castuera":

"Están construidos en una altura que les otorga un extenso dominio visual sobre el territorio circundante y apoyan la espalda sobre una curva de nivel en el terreno por lo que se construyeron prácticamente enterrados pasando así desapercibidos a la vista, puesto que el resultado obtenido es un magnífico enmascaramiento con el entorno. Son todos iguales, pequeños fortines blindados rectangulares cubiertos con una losa de hormigón armado, aunque ésta no presenta mucho grosor; tienen una sola tronera frontal y cuentan con dos entradas y un magnífico banco para el arma compuesto por un cuerpo inferior semicircular y uno superior rectangular. La principal peculiaridad que presentan estas fortificaciones es precisamente la disposición de los accesos, formados por dos pequeños túneles enfrentados, situados en los muros laterales pero en la parte trasera de los mismos, por lo que el fortín adquiere la forma aproximada de una T, sólo hay dos ejemplares en los que las entradas no están totalmente enfrentadas, presentando una pequeña desviación de una con respecto a la otra. Es de destacar también la buena ejecución de la obra con un hormigón de alta calidad y rematado con esmero. La mayoría se conservan en buen estado aunque su construcción sobresaliendo muy poco del terreno, ha propiciado que otros estén prácticamente enterrados y se detectan tan sólo por la losa blindada que los cubre".

Búnker republicano junto a la carretera Castuera-Zalamea. Se puede ver claramente la forma en "T", con las dos entradas enfrentadas en la parte trasera, mientras que en la delantera estaría la tronera.
 Búnker republicano junto a la carretera Castuera-Zalamea, que como se puede ver, tiene como cubierta una losa de hormigón.

 Otra imagen externa del búnker republicano junto a la carretera Castuera-Zalamea.

Una de las entradas del búnker republicano junto a la carretera Castuera-Zalamea, en este caso se trata de la situada más cercana a la carretera.

 Imágenes del interior de uno de los búnkers republicanos situados en las cercanías de la ermita de San Isidro. Como se puede ver en la imagen, superior, sólo hay una tronera que en este caso está parcialmente enterrada, y un banco de armas compuesto por dos escalones: el superior de forma rectangular, y el inferior de forma semicircular.

En las siguietes fotografías se puede comprobar como algunos de los búnkers de esta línea defensiva republicana, están prácticamente enterrados, lo que no quiere decir que estén destruidos o su conservación no sea buena, sino que con el paso del tiempo se han ido colmatando y actualmente no podamos verlo en su totalidad. En este caso se trata de un búnker, igual al anterior, pero en el que sólo es visible una de sus dos entradas, el restro del búnker se encuentra enterrado.




Os dejos aquí un pequeño vídeo con imágenes de estas líneas defensivas republicanas en Castuera:



--------------------------------------------------------------------------------------------

1. Para ver el resto de entradas de este blog relacionadas con el Patrimonio bélico que dejó la Guerra Civil en la comarca de "La Serena" y alrededores, podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

2. Para ver todas las fotos que aparecen en este blog, y algunas más, en lo referente al Patrimonio Bélico de la Guerra Civil en "La Serena", a mayor escala y resolución, podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

3. Para ver la lista de reproducción de los vídeos que aparecen en este blog relacionados con el Patrimonio Bélico de la Guerra Civil en "La Serena", podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

sábado, 6 de enero de 2018

Patrimonio y Guerra Civil en la comarca de La Serena (VIII) - El Refugio Antibombardeo de "La Madrila" en Castuera (Badajoz).

Debido a la importancia que tuvo Castuera dentro de la parte de Extremadura que permaneció leal a la república, gracias a su valor estratégico, a sus buenas comunicaciones (era el principal nudo de comunicaciones dentro de la comarca de "La Serena" y además contaba con el ferrocarril en unas fechas en las que estaba comarca contaba con escasas infraestructuras y accesos) y al estar alejada del frente (que se situaba a unos 40 km), todo esto hizo que en esta localidad se instalaran impotantes organismos civiles (Juzgados, Gobierno Civil, Consejo Provincial Republicano, redacciones de periódicos, hospitales,...) y militares (recomendable leer esta breve INTRODUCCIÖN sobre "La Bolsa de La Serena"), pero esto tambien conllevó que fuera un claro objetivo para el ejército franquista y principal diana para ataques aéreos.

Para defender a la población civil de estos posibles ataques aéreos, se construyó una red de refugios, cuya eficacia a nivel de protección estaría en función de la profundidad y la solidez de su construción. Lo normal es quese crearan en zonas que no fueran fácilmente localizables por el enemigo, con algunas características comunes, como las de tener más de un acceso, evitando la línea recta entre ellos, realizando en su interior una serie de recodos o giros que ayudarían a paliar el efecto de la metralla en caso de una explosión cerca de alguno de los accesos (un claro ejemplo de este tipo de construcciones lo tenemos en el refugio antibombardeo del aeródromo de Benquerencia, del que ya he hablado también en este blog), como bien se expone en el documento de Rafael Moreno García: Forticicaciones de la Guerra Civil Española en Castuera.

En este documento se comenta que por desgracia, en Castuera se han perdido buena parte de estos túneles y otros permanecen ocultos y desconocidos: "...existieron refugios antibombas en el Paseo de Santa Ana, que era el mayor de todos; bajo la torre de la iglesia; junto a la ermita de los Mártires; en la Plaza de España; en algunas casas particulares o en la casa de la calle Gabriel y Galán no 13 donde estuvo el Cuartel General de la 37 División republicana, sin que de muchos de ellosconozcamos si siguen existiendo en la actualidad y cual es su estado de conservación; el único que hoy día es practicable parcialmente, es el situado en el patio de una casa de la calle de los Mártires...". Además de los que aquí se mencionan, fuera de Castuera se encontraban el que ya he comentado antes, el del aeródromo de Benquerencia, y el de "La Madrila".

Vista desde el exterior, de la boca de entrada al refugio. En sus alrededores se encuentras las tricheras

 Boca de entrada y túnel de acceso al interior revestido de ladrillos.


 Estas dos últimas fotos son vistas laterales del acceso al refugio a través de esta boca de entrada.

Pues bien, lo curioso del refugio antibombardeo de "La Madrila", situado en los alrededores de Castuera, a pocos metros de la carretera que une esta localidad con Zalamea, poco después de pasar una pronunciada curva que hace ésta, es que solo tiene un único acceso, una gran boca de entrada, con algunas piedras al inicio  incrustradas en el suelo, que pueden servir a modo de escalones, y después una rampa en descenso por un túnel, que al igual que la boca, está revestido de ladrillos; antes de llegar al final de la rampa hay un arco de ladrillos, para reforzar la parte superior, y justo a su altura, unas estructuras a ambos lados del túnel y por encima, como si hubiera existido una puerta allí, aunque no sé si seria de la propia construcción o a posteriori, para algún tipo de uso que se le hubiera dado a este refugio. Al final del túnel, éste se bifurca en dos, uno a la derecha y otro a la izquierda, en giro de 90º, con túneles más cortos y revestidos, pero solo hasta la mitad de ellos, también con ladrillos. Después, cada uno de estos túneles giran de nuevo 90º, uno hacia la derecha y el otro hacia la izquierda, desembocando cada uno en un habitáculo donde se refugiarían en caso de ataque; estos habítáculos (poco espaciosos, con poca capacidad), así como los pasillos que llegan hasta ellos, están excavados en la roca y sin revestir, como se puede ver en las fotos.

Croquis de la disposición del refugio de "La Madrila".

 Túnel de acceso al interior del refugio, revestido de ladrillos, con rampa de tierra.

Arco de ladrillos antes de finalizar el túnel y bajo él se puede ver la estructura donde parece que pudiera haber estado una puerta. Al fondo se puede intuir como el túnel de entrada se divide en dos, uno a la derecha y otra a la izquierda, en giros de 90 grados.

 Foto tomada desde el túnel que da acceso al habitáculo de la parte derecha del refugio. Al fondo el tunel que da acceso al otro habitáculo, el da la parte izquierda, y en el hueco que aparece en el centro de la foto, a la izquierda, es el del túnel de acceso/salida al refugio. Como se puede ver, los dos pequeños túneles en los que se ramifica el túnel principal de acceso, sólo están revesitidos de ladrillos y losas en el techo en sus inicios, en el arranque, luego es todo roca sin revestir.

 Habitáculo de la parte izquierda del refugio, como se puede ver, excavado en roca, sin revestir y no demasiado espacioso. Las "bolsas" o estructuras que cuelgan del techo son raices de la vegetación en la parte superior del refugio, que se ha infiltradro entre la roca...

 Vistas del corto túnel de la parte derecha, donde al final hace un giro de 90º para acceder a uno de los habitáculos. Como se puede ver, sólo el arranque del túnel es el que está revestido de ladrillos, con unas losas en la parte superior del arco que forma el túnel, el resto, al igual que el habitáculo, está sin revestir.

Habitáculo de la parte derecha del refugio, como se puede ver, excavado en roca, sin revestir y no demasiado espacioso.

Su situación, a las afueras de la localidad,  y situado junto a unas trincheras, hace pensar para algunos que se pudiera tratar de un puesto de mando, donde además podrían refugiarse las personas que estuvieran en las trincheras en caso de ataque aéreo.

Trincheras en "La Madrila", en los alrededores del refugio.

 Trincheras en "La Madrila", en los alrededores del refugio, y al fondo, la localidad de Castuera.

Junto a las trincheras de "La Madrila", se encuentra el refugio, cuya parte superior de la boca de entrada podemos ver en la foto, mientras que al fondo, se encuentra la localida de Castuera.

Dejo aquí un pequeño vídeo de la zona de las trincheras y el acceso al refugio de "La Madrila":



-----------------------------------------------------------------------------------------
1. Para ver el resto de entradas de este blog relacionadas con el Patrimonio bélico que dejó la Guerra Civil en la comarca de "La Serena" y alrededores, podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

2. Para ver todas las fotos que aparecen en este blog, y algunas más, en lo referente al Patrimonio Bélico de la Guerra Civil en "La Serena", a mayor escala y resolución, podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

3. Para ver la lista de reproducción de los vídeos que aparecen en este blog relacionados con el Patrimonio Bélico de la Guerra Civil en "La Serena", podéis hacer clic en ESTE ENLACE

martes, 2 de enero de 2018

Patrimonio y Guerra Civil en la comarca de La Serena (VII) - "Entre las línes del frente franquista"

"Entre las líneas del frente franquista (de noviembre de 1938 al final de la guerra en 1939)" es una de las rutas de senderismo, dentro de las "Rutas Históricas", concretamente la Nº 2, señalizadas, con su tracks correspondientes y con paneles informativos en los hitos más representativos, con la función de divulgar, informar y proteger los muchos vestigios que aún quedan en esta zona de la Guerra Civil; concretamente, y en esta ruta que se inicia en Puerto Mejoral y finaliza en Castuera, con un recorrido que discurre por la retaguardia y las líneas defensivas establecidas por el Estado Mayor del Ejército del Sur Franquista, se pueden observar distintas construcciones realizas por los nacionales, como trincheras, caminos empedrados realizados por los Batallones de Trabajadores que servirían de enlace de la retaguardia con los puestos defensivos establecidos por los franquistas, la llamada “Casa de los Elías” (que serviría de cuartel y enfermería pasando a ser lugar de “cuarentena” finalizada ya la guerra, debido a un brote de viruela detectado en Castuera), el Campo de Concentración de Prisioneros de Castuera, así como el objeto de esta entrada, que no es otro que el "puesto de observación" en el propio castillo de Benquerencia y los búnkers nacionales, los cuales en esta zona tienen una estructura totalmente diferente a la de otros búnkers de los que ya he hablado en este blog, incluso diferente de los construidos también por los nacionales en la misma época, en la carretera de Castuera a Puebla de Alcocer, en las cercanías de la Mina de Miraflores.

Esta línea defensiva del Frente Franquista establecido en La Serena, por la que transcure este recorrido, se estableció tras el cierre de la llamada “Bolsa de Mérida o de La Serena” (finales de julio y principios de agosto de 1938) y la contraofensiva republicana del 22 de agosto del mismo año. El resultado de esta última operación dió como resultado el retroceso de las fuerzas franquistas, debido principalmente al desgaste y desplome del sector de la 21 División, y al empuje de las tropas republicanas bajo el nuevo mando del general Prada. Los combates se desplazaron hasta las inmediaciones de pueblos y pequeñas poblaciones como: Cabeza del Buey, Almorchón, Puerto Mejoral, Campanario y La Coronada, pero sin llegar a recuperar los republicanos ninguna población. Finalmente las operaciones cesaron para el 30 de septiembre de 1938 estableciéndose el Frente hasta el final de la guerra (esta información aparece en el panel informativo situado al inicio de la ruta).

Se crearon tres búnkers, de los cuales presento fotos de los dos que son localizados fácilmente, puesto que la ruta pasa junto a ellos, y que están situados junto a la vía del tren, separados unos 300 metros uno de otro, y orientados hacia el norte, hacia la zona esteparia de La Serena. El tercero parece que se encuenta cerca de las casas de Puerto Mejoral, cubierto por las jaras, pero  como he dicho, no lo he localizado.

Como he comentado antes, lo curioso de estos búnkers es que tienen un diseño realmente peculiar y según el documento de Rafael Moreno García -Forticicaciones de la Guerra Civil Española en Castuera-:

"...no hemos encontrado paralelismos en otros frentes; son circulares, están construidos con hormigón armado y constan de dos cuerpos separados; el primero al que podríamos denominar como cámara de tiro, es un habitáculo blindado excavado en el terreno que cuenta con tres troneras y acceso trasero a través de un corto pasillo, sobre este habitáculo se levanta la losa de hormigón, coronada por una gran cúpula que también está hormigonada, lo realmente interesante es que todo este conjunto apoya sobre cinco pilares que van directamente hacia la tierra y no tienen contacto con la cámara de tiro, dando la sensación visual de que constituyen un conjunto muy “aéreo” y ligero, otra curiosidad es que las chapas corrugadas que en los ejemplares de Vegas de Calderón (cercanías de la Mina de Miraflores) se utilizaron para encofrar el interior de los fortines, en estos de Puerto Mejoral se han utilizado tanto en el interior, como en el exterior de la fortificación, por lo que también llama la atención ver fortines con ese aspecto tan poco usual".

El fortín que se encuentra más cerca del camino, está en muy buen conservado (aunque se encuentra rodeado de retamas) y se puede acceder a su interior (donde existe un banco para el arma con un escalón hexagonal de poca altura que se levanta en medio de la cámara de tiro). En su cúpula se encuentra grabada la firma, en forma de un gran castillo, de quien lo construyó, la Compañía de Zapadores nº 14.

 Imagen frontal del búnker, con su tronera frontal y su cúpula donde se puede ver grabado el dibujo de un castillo o torre, emblema de la Compañía de Zapadores nº 14. Se puede observar también el uso de chapa corrugada para encofrar el exterior, no sólo  el interior, como en otros búnkers.

 Imagen de una de las troneras laterales.

Imagen trasera del búnker, con la zona de acceso a su interior. Al fondo, al norte, la zona esteparia de La Serena.

 Panorámica desde la parte frontal del búnker, con la Sierra de Benquerencia a su espalda y un entorno que cada vez está más envueto en retamas... (puedes hacer clic para ampliar la foto).

Panorámica desde la parte trasera del búnker, desde su cúpula; al fondo, el paisaje estepario de La Serena (puedes hacer clic para ampliar la foto).

El otro fortín que se encuentra más alejado del camino y a unos 300 metros del anterior, aparentemente está en buen estado de conservación, al menos externamente, lo que se ve, porque no se puede acceder al interior ya que está prácticamente colmado de piedras, las cuales también se encuentran alrededor de él. Este fortín se encuentra en una propiedad privada donde se siembra cereal.




Vistas traseras del fortín, desde la vía del tren, donde se puede ver lo que es la entrada, así como la cantidad de piedras que lo rodean y que colmatan su interior. Las troneras se encuentran en la parte delantera, orientadas más hacia el norte, hacia la zona esteparia de La Serena.

Como no he podido dar con el tercer fortín, sólo me queda hablar del "punto de observación" construído en la atalaya sobre la que se asienta el castillo de Benquerencia. Este castillo tiene su origen en la dominación musulmana de esta zona y tras la conquista castellana de 1236 sufrió varias remodelaciones hasta su abandono en el siglo XVI. No es de extrañar que construyeran en este lugar el "punto de observación", ya que desde aquí se dispone de una situación inmejorable para el control del Frente.

La estructura de hormigón que configura este "punto de observación", a la vez que elemento defensivo, fue realizada por el Ejército Franquista en el otoño de 1938, por la 14ª Compañía de Zapadores (la misma que constuyó los búnkers) adcritas a las Divisiones del Ejército del Sur que operaba en esta zona de La Serena.

"Se trata de un pequeño edificio de hormigón en estado de ruina aunque el interior es accesible. El hormigón estaba reforzado, tanto en el interior de la fortificación como en el exterior, con grandes rollizos de madera que han desaparecido en la actualidad aunque han dejado grabada su impronta en el cemento; al extraerlos se rompió el fortín y se partió la visera que está caída sobre la ventana de vigilancia. El acceso se sitúa en un lateral y se penetra en el interior a través de un pasillo que hace un giro de 90º, El interior de dimensiones muy reducidas se conserva en buen estado relativo, con un pequeño escalón bajo la tronera de vigilancia que posiblemente sirviera como apoyo para los instrumentos ópticos de los observadores" (Rafael Moreno García -Forticicaciones de la Guerra Civil Española en Castuera-).

 Vista lateral del "Punto de Observación" en el Castillo de Benquerencia, del que se puede ver al fondo una de sus ruinosas torres. En esta vista lateral, se puede ver el acceso al interior, además de comprbar como la visera frontal está caída.

Este "punto de observación" formaba parte de la segunda línea defensiva establecida tras la contraofensiva republicana de agosto de 1938. Las líneas del frente y los movimientos de tropas de ambos bandos serían fácilmente detectados desde aquí, desde donde se pueden ver claramente tanto los dos fortines antes descritos, como los que se encuentran algo más alejados, junto a la carretera de Castuera-Puebla de Alcocer, en los alrededores de la Mina de Miraflores.

Tal y como se descibe al final de la INTRODUCCIÓN de esta serie de entradas relacionadas con el Patrimonio de la Guerra Civil (se recomienda su lectura en ESTE ENLACE): "La Serena fue la comarca extemeña que acogió la zona del Frente Extremeño más activa y relevante de Extremadura tanto en sus aspectos militar como político. De ese protagonsimo nace la necesidad de marcar y subrayar visualmente los restos bélicos y de otra índole que aún se conservan de aquellos momentos. Sin duda, el Patrimonio de la Guerra Civil en "La Serena", constituye un valor más de nuestra Historia. Bunkers, puentes, trincheras, refugios antiaéreos, puestos de observación..., elementos de un patrimonio bélico que es necesario conocer y preservar como vestigios de la historia y del horror que representan las guerras".

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1. Para ver el resto de entradas de este blog relacionadas con el Patrimonio bélico que dejó la Guerra Civil en la comarca de "La Serena" y alrededores, podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

2. Para ver todas las fotos que aparecen en este blog, y algunas más, en lo referente al Patrimonio Bélico de la Guerra Civil en "La Serena", a mayor escala y resolución, podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

3. Para ver la lista de reproducción de los vídeos que aparecen en este blog relacionados con el Patrimonio Bélico de la Guerra Civil en "La Serena", podéis hacer clic en ESTE ENLACE.

martes, 5 de diciembre de 2017

Senderismo Extremadura: Ruta de los Molinos (Guadalupe, Cáceres).



El pasado domingo 3 de diciembre estuve por Guadalupe haciendo una ruta de senderismo por sus alrededores. El grupo de ASTOLL iba a hacer la Ruta de Alfonso Onceno, y aunque es una ruta que me gusta, no tenía ganas de repetir, y más en los últimos años que no salgo mucho de senderismo, así que me decidí por hacer una ruta circular con inicio y fin en Guadalupe: “La Ruta de los Molinos”, la cual desconocía, y fue todo un acierto, sobre todo es esta época y en este año en el que el otoño ha tardado en llegar.

Se trata de una ruta corta, de 12 km aunque se puede ampliar a 20 (pero este tramo extra, continuación de la Ruta de los Molinos, implica hacer un par de kilómetros por carretera, aunque también cabe la posibilidad de ampliarla uniendo la “Ruta de los Molinos” con la “Ruta de las Ermitas”).

La salida de Guadalupe es por un callejón hormigonado, y más tarde puede que nos encontremos con alguna rampa también de hormigón, pero después nos sumergiremos de lleno en la ruta, en la que iremos ganando algo de altura muy poquito a poco, a base de pequeños repechos o de subidas suaves, rodeados siempre de bosques de castaños y robles, y sobre todo disfrutando de unas vistas inmejorables. Una vez hayamos alcanzado el punto más alto de la ruta, poco antes de llegar al embalse de los molinos, el resto de la ruta es en bajada o siguiendo el cauce del río Guadalupejo, en lo que es un bonito paseo.

Al principio, al mirar atrás, tendremos una bonita estampa del pueblo de Guadalupe y su Monasterio, y después, hasta llegar al embalse de los molinos o Presa del Mato, podremos disfrutar de unas panorámicas espectaculares de los bosque dorados, bosques de robles y castaños engalanados con sus mejores prendas otoñales que resultan un placer para la vista, en una zona donde se respira tranquilidad, silencio, armonía,...naturaleza.

 El camino transita rodeado de castaños...

Durante una buena parte del recorrido, disfruto de las vistas del Pico Agudo y sus suaves cerros que tiene por los alrededores, cubiertos estos del manto otoñal, entre el que resalta en la lejanía, asomando por la ladera de uno estos cerros, las paredes blancas y las arcadas de la Granja-Palacio-Ermita de Mirabel (no está de más echar unos prismáticos).

 Pico Agudo
 En el círulo de la izquierda, la Granja-Palacio-Ermita de Mirabel.

Una vez que se llega al punto de más altura de la ruta, y en la bajada que sigue hasta la cola del embalse de los Molinos, hay varios puntos en los que se pueden disfrutar de unas vistas muy buenas de la zona de los Hoyicios (nombre que deriva de los pequeños hoyos, agujeros, en la roca de pocos metros, algunos son más redondeados y otros más naturales, formados entre los estratos cuarcíticos, donde se abren brechas más o menos grandes) o de la Buitrera del Pozo dela Nieve, Collado de la era de la Celada, entre otros... puro espectáculo ver como se levantan las moles cuarcíticas, con sus innumerables orificios y brechas, por encima del bosque de castaños y robles, contrastando sus colores dorados en esta época con los colores grises de la piedra desnuda que asoma por encima de la arboleda. Abajo, a la izquierda del camino, tengo la primera toma de contacto con la pequeña presa del Mato.


Hoyicios y Buitrera del Pozo de la Nieve...
Al llegar a la zona de la cola del embalse, me adentro en un paraje más cerrado, frondoso, húmedo, en umbría, con túneles de vegetación que forman los propios castaños, y con algunas construcciones de piedra que dejo a la derecha y que no son otra cosa que dos antiguos molinos, los Molinos de la Herrería, aunque no hay ninguna leyenda que hable de ellos, o por lo menos yo no la vi.

 Llegando a lo cola del embalse de los molinos...

Ya en la pequeña y coqueta presa de los Molinos, también me puedo regodear con unas bonitas vistas, con este embalse encajonado y rodeado de robles y castaños, vestidos con sus galas otoñales que se reflejan en las calmadas aguas de este pequeña presa construida para el abastecimiento de Guadalupe.

 Presa de los Molinos

Hasta aquí la primera parte de la ruta, porque ahora el recorrido continuará paralelo al curso del río Guadalupejo, dejando atrás los robles y castaños y adentrándonos en un bosque rípicola, o bosque de galería, con árboles más esbeltos, delgados, algunos ya completamente desnudos: chopos, alisos, fresnos, álmez... se trata de un bonito y cómodo paseo por el corredor ecológico y de biodiversidad del Guadalupejo, declarado así por la Junta de Extremadura desde el 2003, formando parte además, y en esta zona, de otras figuras de protección medioambiental como: LIC (Lugar de Interés Counitario) y zona ZEPA (ZEPA de Villuercas e Ibores).

Un paseo cómodo, agradable, y en el que a falta del trino de los pájaros en estos días fríos de Diciembre, el escaso caudal del río, con sus aguas cristalinas y su ronroneo característico, pone el hilo musical a este bonita y entretenida ruta, ideal para hacer en cualquier época del año, aunque en la época otoñal el colorido le da un plus extra.

Paso por un poste-ruinas en una de las curvas que hace el camino, cerca de la orilla del río, y que supongo es lo que queda del antiguo Molino del Pan Blanco. Un poco más adelante, se encuentra el Molino del Batán, que sin lugar a dudas es el mejor conservado, y al que se accede cruzando el río por un pequeño puente. Se encuentra en un lugar idílico, entre sierras, en zona de mucha umbría, tanto es así que la helada de la noche anterior aún se mantiene, con charcos con carámbano y con los alrededores del camino blanqueando. Tiene muy buena pinta, supongo que está restaurado, y quizás sea o haya sido casa rural, por lo que se aprecia, pero lo cierto es que actualmente tiene un aspecto un poco descuidado.



En los alrededores puedo disfrutar de bonitas estampas, reflejándose las hojas amarillas de los árboles, tanto las que aún no han caído como las que ya lo han hecho, sobre las aguas del río, dotando a éstas de un color cálido, dorado, en sintonía con el entorno.


 

Los molinos de esta zona datan del siglos XIV y XV, la mayoría de ellos ligados estrechamente a la historia y prosperidad de Guadalupe y su Monasterio. Éste del Batán, se usaba para lavar la ropa de los monjes y para abatanar los paños que confeccionaban en el monasterio con el fin de lograr una mayor densidad y grosor de los mismos.

 Dibujo que aparece en el panel informativo situado frente al molino del Batán.

Después de estar un rato curioseando por los alrededores de este molino, sigo hacia delante, y no tardo mucho en llegar al merendero del estanque, que al estar a la umbría estaba completamente blanqueando por la helada nocturna que no sólo no se había ido aún, sino que posiblemente empalmaría con la de la noche siguiente. En sus alrededores se encuentran también las ruinas de lo que fuera en otros tiempos un antiguo aserradero.

 Ruinas del antiguo aserradero junto al camino...

Continúo unos metros más por el camino, y llego a un cruce, donde a la derecha está el puente por el que se cruza cuando se viene de hacer la Ruta de Isabel la Católica, y a la izquierda la carretera.

Sigo unos metros por la carretera, y antes de dejarla para seguir por la izquierda, por un camino asfaltado, para entrar en Guadalupe por la Fuente del Piojo, giro a la derecha para visitar y hacer algunas fotos de otro de los molinos, o mejor, de otras ruinas; en este caso se tratan de las ruinas del antiguo molino del Martinete.


Ruinas del antiguo molino del Martinete.

Podéis ver las fotos que aparecen en esta entrada y algunas más, comentadas y en mayor calidad y tamaño, haciendo clic AQUÍ.